Cómo camperizar una furgoneta pequeña [ejemplos]

En marzo los rayos del sol empiezan a apretar a través de las ventanas de nuestra furgo. A veces, de vuelta a casa tras una dura jornada laboral nos quedamos aletargados mirando al horizonte, pensando en coger el primer desvío a la derecha y poner rumbo a la playa. Con lo puesto y sin mirar atrás. ¿A vosotros también os pasa?

Suena utópico, pero es más que posible. Aunque tu furgoneta sea pequeña, aunque sea tu vehículo principal y tu herramienta de trabajo, ¡puedes camperizarla! No necesitas una gran inversión para llenar de aire nuevo tus pulmones sin preocuparte de las aglomeraciones, el alojamiento o los horarios.

Si tienes una furgoneta pequeña o estás pensando en comprar una para viajar con ella, este post te interesa.

camperizar furgoneta pequeña

Convierte tu herramienta de trabajo en una fiel compañera de viaje

Cuando, en post anteriores, hablamos de las mejores furgonetas para camperizar, no tuvimos en cuenta una opción cada vez más demandada por nuestros clientes: la posibilidad de camperizar una furgoneta pequeña.

Imagina que pudieras recorrer la costa, asistir a un festival, escaparte a la montaña y dormir en cualquier paraje en la misma furgoneta que te lleva a trabajar. En esa Berlingo camperizada, esa Trafic o Peugeot Partner llena de trastos con la que piensas en dar un volantazo cuando ves el desvío a la izquierda cada mañana.

 

 

furgoneta-pequeña-camperizada

¡Buenas noticias! ¡Yes, you can!

Además de transportar herramientas y escaleras, además de ayudar a tus amigos con las mudanzas, tu turismo también puede convertirse en un gran aliado para huir de la rutina. Pero paciencia, antes de comprar una furgoneta pequeña para camperizar o de decidir tunear la tuya, deberías conocer las ventajas e inconvenientes de esta opción.

Ventajas de camperizar una furgoneta pequeña

 
  • Son más económicas: comprar una furgoneta pequeña es más barato que comprar una mediana o grande (sea nueva o de segunda mano), y su trabajo en el taller camper, por lo general, también implica menos costes.

    Es simple: una Berlingo camperizada necesitará menos aislante térmico o menos tarima para cubrir su suelo que hacer lo propio con una Caravelle o una VW Transporter. Pero cojamos esta afirmación “con pinzas”, porque los costes de camperizar tu furgoneta siempre dependerán de lo que quieras hacer en ella.

  • Menor consumo de combustible: aunque parezca una obviedad, el combustible es un factor que, a menudo, olvidamos tener en cuenta cuando nos embarcamos en el mundo camper. Quien dijo que viajar en autocaravana es una forma “lowcost” de recorrer el mundo, ¡no pagaba la gasolina!

    Cuanto más grande sea el vehículo y más compleja sea su camperización, más pesa, ergo… ¡más gasta! Camperizar una furgoneta pequeña es la elección más económica incluso más allá del momento de la compra.

Si te preocupa el presupuesto, échale un vistazo a nuestro artículo sobre el precio de camperizar una furgoneta. En él te damos cifras reales de trabajos realizados en nuestro taller camper en Logroño.

  • Versatilidad: tener una furgoneta de gran volumen completamente camperizada es un lujo, un sueño del que en BeachVans hemos hecho nuestra profesión, pero en la práctica es similar a tener una segunda vivienda. Puedes llevarla de un sitio a otro y disfrutar de la libertad que ofrece viajar con todas las comodidades, pero quizás no sea lo más cómodo para tu día a día.

    Sin duda, necesitas otro coche con el que ir a hacer la compra; uno que poder aparcar con más facilidad, que incluso pueda quedarse en doble fila discretamente frente a un colegio en hora punta (¡Atención! ¡Modo ironía ON! No estamos alentando esta odiosa práctica). Si además necesitas el vehículo para trabajar diariamente, no puedes convertir tu único medio de transporte en un mueble con ruedas.

    Una furgoneta pequeña es versátil y polivalente. Una Renault Trafic, una Ford Tourneo Connect o una Berlingo camperizada son casi tan manejables como un turismo, fáciles de conducir y maniobrar. 

  • Evita las limitaciones de los vehículos vivienda: otra ventaja de camperizar una furgoneta pequeña es que pasa desapercibida. Puedes aparcarla en casi cualquier sitio, en una plaza de garaje estándar o en primera línea de playa mientras vas a coger olas con tu tabla.

    Viajar en furgoneta camper es sinónimo de libertad… ¡hasta cierto punto! Debemos tener en cuenta las ordenanzas municipales sobre el aparcamiento de vehículos vivienda del lugar al que nos escapamos. Algunos municipios tienen una regulación expresa para las caravanas y autocaravanas, con lugares específicos para el estacionamiento de vehículos de determinadas dimensiones y peso, pero estas leyes difícilmente afectaran a tu minicamper. Además, las furgonetas pequeñas (aunque estén camperizadas) pueden ser registradas como turismo y evitar otras restricciones asociadas a este tipo de vehículos como las limitaciones de velocidad.

Desventajas de camperizar una furgoneta pequeña

Pese a morder la mano que nos da de comer, nos parece justo y necesario hablar también de los principales inconvenientes que des considerar antes de camperizar una furgoneta pequeña.

  • No podrás ponerte de pie en su interior: la altura es sin duda el mayor de sus problemas. El maletero del que dispone una Berlingo camperizada, una Ford Transit o una Renault Trafic no te permitirá campar a tus anchas por su interior a menos que seas muy, muy bajito (o le montemos un techo elevable).
  • Las comodidades son limitadas: podemos hacer de todo para entregarte tu furgoneta pequeña camperizada: desde instalar un kit camper con multiflex, colchón y cajón hasta habilitar un módulo extraíble con cocina camper o una ducha portátil con depósito de agua incluido. Lo que queremos decir con que “las comodidades son limitadas”, es que, debido al espacio, tendrás que elegir.

    En una Berlingo camperizada o en una Renault Kangoo no puedes tener una cama de 1,80m, una mesa para cuatro, fregadero y armarios. Nos romperemos la cabeza para construir en tu maletero el kit camper a medida que desees, pero el espacio da para lo que da. Una minicamper es una opción idílica para pernoctar en tus escapadas, pero quizá no es un alojamiento en el que hacer vida una semana (aunque esto depende únicamente de ti).

Si estás pensando en camperizar una furgoneta pequeña, desde luego que no tendrás todas las comodidades que puedes encontrar en una de gran volumen, pero lo importante es conocer tus necesidades.

Debes preguntarte si quieres un coche camperizado, que te sirva de refugio provisional y resulte práctico en tu rutina diaria, o si prefieres una vivienda con ruedas para perderte durante días en cualquier lugar del planeta.

Pero, ¿cómo podemos camperizar una furgoneta pequeña?

Si tienes claro que una minicamper es todo lo que necesitas, solo te falta explorar sus posibilidades. La camperización de furgonetas puede ir desde la instalación de una estructura multiflex y un colchón camper hasta un aislamiento térmico completo, instalación eléctrica o la apertura de un techo elevable. Existen mil y una opciones para adaptar tu furgoneta a tu estilo de vida.

Veamos algunos ejemplos de furgonetas pequeñas camperizadas por BeachVans.

Berlingo camperizada

berlingo-camperizada

El soporte multiflex junto con el colchón viscoelástico posibilita una cama camper de 1,80m en el interior de tu Berlingo camperizada. A esta estructura podemos añadir los muebles camper o módulos extraíbles que queramos, estándar o a medida.

berlingo-camperizada-cocina-camper

En este caso, el cajón diseñado para esta minicamper esconde un espacio de almacenamiento y un hornillo de gas, pero estos módulos extraíbles pueden albergar lo que quieras. Y para muestra, un botón.

 

peugeot-partner-camperizada
Peugeot Partner camperizada con multiflex abatible y cajón grande.

Más muebles camper y kits instalados en furgonetas medianas

mueble-camper-cocina-ducha-camper
Módulo extraíble con muebles camper a medida, hornillo de gas, mesa extraíble, depósito de agua y varios cajones como espacios de almacenamiento.
El soporte multiflex se pliega hasta ocupar sólo un tercio del espacio original, por lo que el maletero queda libre en altura. ¡Listo para funcionar entre semana!

Si tu maletero ya no va a soportar el roce de herramientas o enseres de tu día a día y quieres un espacio pequeño pero cálido y confortable en tu minicamper, podemos revestir los techos y paredes con aislante térmico para furgonetas, incluir halógenos o luces led, abrir ventanas y claraboyas y panelarla con madera de abeto para una auténtica sensación hogareña, vayas donde vayas.


¿Tienes algo en mente sobre el destino de tu pequeña furgoneta?

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?